“Ni muy trabado ni muy chocolateado”

November 11, 2018
Tips Bikecr

Este es uno de los errores más grandes que todos cometemos al inicio. Nos cuesta trabajo encontrar la “marcha” o “cambio adecuado”. Por un lado están los que creen que llevando los cambios más duros (platos grandes y piñones pequeños) van a avanzar más y pedalear mejor. Por el otro lado están los que van en relaciones en exceso suaves para el terreno en el que están pedaleando.

La verdad es que ni uno ni el otro está en lo correcto. El pedaleo es la base del ciclismo; y al igual que todo en la vida debe realizarse en perfecta armonía. El cambio que elijamos debe permitirnos pedalear de manera cómoda sin desperdiciar energía.

Aquí es donde el tema se pone un poco más complejo: cada combinación de plato y piñón tiene una cantidad X de metros de avance por vuelta de pedal. Si multiplicamos las vueltas que le damos al pedal (que por cierto se llama cadencia) por esos metros de avance vamos a tener la distancia que recorremos en determinado tiempo. La parte complicada se encuentra en que si llevamos una marcha muy fuerte que nos permita más metros de avance por pedalazo vamos a poder dar menos pedalazos. Y al contrario si llevamos una marcha muy suave vamos a dar más pedalazos pero el avance por pedalazo va a ser menor. Y vale la pena mencionar también que en ambos escenarios estamos sometiendo a nuestros músculos a un cansancio innecesario que más adelante durante el ride nos puede pasar la factura.

Por lo tanto, cuando salga a pedalear asegúrese de utilizar una marcha que le permita un pedaleo fluido y también cambie de marcha apenas se presenta cualquier cambio en la inclinación del terreno. Si vamos en plano y de repente viene una cuesta leve entonces de inmediato ponga un piñon más suave para de esta manera mantener el mismo ritmo de pedalazos por minuto (cadencia). Si el terreno se va inclinando más pues toca entonces ir poniendo piñones más suaves uno por uno. Y si es el caso contrario y empezamos a bajar o regresamos al plano entonces más bien empezamos a poner piñones y platos más duros. La clave del juego consiste en encontrar la marcha o cambio que nos permita ir cómodos y aprovechar al máximo cada pedalazo!